Menu

Reportajes | Miércoles, 09 Abril 2014 12:53

Los Pou afrontan el reto en el Himalaya

Tratarán de escalar en libre el pilar oeste de la montaña Baghirati III

Gran aventura en Asia.

Es lo que tiene romper las expectativas. Que en cada nuevo reto se obligan a apuntar más alto para superarse. Por eso Iker y Eneko Pou vuelven a mirar ahora a la cordillera más mítica del planeta, el Himalaya, una vieja conocida a la que regresarán con un objetivo inédito. El próximo 24 de abril, los hermanos Pou pondrán rumbo a la India para, en mayo, intentar el reto nunca antes logrado de escalar en libre los 1.300 metros del pilar oeste del Baghirati, con largos cuyas dificultades son superiores a séptimo y octavo grado.

“Nuestro objetivo es ser los primeros en hacerlo, ya sea subiendo por la ruta existente ‘Estrella Imposible’ o abriendo otra nueva. La intención es escalar en estilo cápsula con hamacas. Iremos progresando lo que podamos cada día y durmiendo en la pared, hasta llegar a la cima a 6.454 metros”, ha explicado Eneko. Un objetivo de una dificultad enorme. “Hemos afrontado varios desafíos muy complicados pero este es uno de los grandes retos de nuestras vidas, por no decir el más grande”, ha comentado Iker.

La nueva aventura sigue la estela de otras expediciones en el Himalaya. “Han pasado 15 años desde nuestra primera aventura en el Baghirati III y puede que haya llegado el momento de ahuyentar aquellos fantasmas, con un proyecto duro y bonito como éste”, ha dicho Eneko. Más reciente fue la ascensión a la Gran Torre de Trango en 2005, dentro del proyecto ‘Siete paredes, siete continentes’. “Aquello fueron 1.100 metros de escalada. La de ahora será aún mayor”, ha comentado Iker.

Los hermanos Pou volarán a Nueva Delhi desde Bilbao el 24 de abril. Allí afrontarán dos jornadas de preparativos antes de llegar al pueblo de Gangotri, a pie de Gharwhal. Tres días más de aproximación deberán ser suficientes para llegar al campo base, situado a 4.500 metros de altura. A partir de entonces, contarán con un mes para completar su desafío, pues volverán a España a comienzo de junio.

Las complicaciones para esta hermandad de la cumbre se presentarán desde el inicio. Por el tipo de escalada que proponen, Iker y Eneko cargarán con todo el peso del equipo. “Calculamos que estaremos moviendo unos 70 kgs de peso y sólo seremos dos en la pared. Así que la primera dificultad será poner todo ese peso a pie de vía y después moverlo”, han señalado.

 

Comentarios

volver arriba