Menu

Opinión | Miércoles, 12 Agosto 2020 18:10

Dani Parejo, el esclavo que se convirtió en Gladiador

Dani Parejo, el esclavo que se convirtió en Gladiador

Dani Parejo se marcha del Valencia CF como lo que es, un señor de los pies a la cabeza.

5 de julio de 2011, un chaval de Coslada, canterano del Real Madrid, fue presentado como nuevo jugador blanquinegro. Quién nos iba a decir que se iba a convertir en estandarte y símbolo de nuestro Valencia, un murciélago más. Comenzó como suplente, criticado, pero no cesó hasta convertirse en capitán y leyenda. No dudó de su juego, siguió intentándolo, confiando en sí mismo, hasta convertir los silbidos en aplausos. 

Hoy pone fin a su etapa en el Valencia CF, se va por la puerta de atrás, un auténtico despropósito. Sus lágrimas en su humilde despedida son las de millones de valencianistas, se va uno de los nuestros. Sin lugar a dudas, una despedida que deja en mal lugar a la directiva del Valencia, a Meriton, que vuelve a mostrar que no tienen sentimiento alguno hacia este escudo y hacia las personas. Los futbolistas son personas. No me cabe la menor duda de que si hubiese público en Mestalla, Parejo se hubiese llevado una de las ovaciones más grandes de la historia, Valencia entera se hubiese puesto en pie, aclamando al que ha llevado nuestro brazalete en el último Valencia campeón que han visto nuestros ojos.

Dani Parejo deja aquí bonitos recuerdos, un hijo Valencianista que lo hemos visto cantar nuestro himno, vestir la elástica valencianista con orgullo y emocionarse como un murciélago más. 9 años en la capital del Turia dejan huella a cualquier persona, como él mismo ha expresado en su despedida, Valencia siempre estará en su corazón. Yo, desde este humilde artículo puedo asegurar que Daniel Parejo Muñoz estará en los corazones valencianistas para siempre. 

Ahora hablando desde mi corazón, como fiel seguidor y amante de estos colores. Tengo 22 años, he llorado muchas veces por este escudo, con muchas despedidas (Cañizares, Villa, Baraja, etc), pensé que la del guaje sería la última, pero me equivoqué. Hoy, 12 de agosto de 2020, he vuelto a emocionarme con Dani Parejo, y estoy seguro que no he sido el único. Espero que pueda volver al Valencia, porque esta afición y estos colores necesitan a gente como él, que sientan el escudo como cualquier aficionado más.

Hoy no se va un jugador cualquiera, hoy se va el capitán de esta última década. 

Mucha suerte Dani. Que te vaya bonito. ¡Amunt Valencia!

Comentarios

volver arriba