Logo
Imprimir esta página
Opinión | Martes, 30 Junio 2020 11:17

Un tsunami en cualquier entidad, un lunes más en Mestalla. Cronología del enésimo episodio ché

Un tsunami en cualquier entidad, un lunes más en Mestalla. Cronología del enésimo episodio ché

La tarde del 29 de junio pasaría a la historia en cualquier club como una de las más aciagas de su historia, una debacle absoluta que destruye en el tramo final de la temporada el proyecto y la estructura de cualquier entidad deportiva. En el Valencia CF es un episodio más de un sainete que parece no tener fin.

Repasemos los hechos cronológicamente.

El miércoles 11 de septiembre el Valencia CF anunciaba que Marcelino García Toral dejaba de ser entrenador valencianista. finalizaba así su vinculación con el club ché con el que había estado desde la temporada 17/18  Ese mismo 11 de septiembre el club presentaba al que sería el entrenador ché hasta el 29 de junio, el andorrano Albert Celades, que llegaba a esta difícil plaza sin haber entrenado anteriormente a ningún equipo como primer técnico. Receta casi segura para el desastre, y no tanto por el nombre o capacidad de la persona, es más estoy seguro que la carrera de Albert Celades no ha concluido y que para el el pase por el Valencia CF, cuando el humo de los cañones se disipe puede ser hasta positivo, si no le quita las ganas de entrenar, al haberlo "puesto en el mapa de entrenadores de club", pero una plaza tan delicada como la valencianista después del férreo liderazgo y personalidad de Mateu Alemany requería de un técnico extremadamente curtido capaz de ganarse la autoridad y el respeto de una plantilla que posiblemente se sienta desamparada ante la lejanía de la dirección.

Menos de dos meses después, el 7 de noviembre de 2019 sería el turno de salida del hasta entonces casi todopoderoso director general, el balear Mateu Alemany, antes su director deportivo Pablo Longoria ya había anunciado su salida. El mallorquín llevaba en la entida ché desde el 27 de marzo 2017 ejerciendo una gran autoridad que había quedado prácticamente disuelta tras la destitución de su apuesta en el banquillo y por tanto la piedra angular de su proyecto, Marcelino. Estos dos meses fueron el periodo que se tardó en alcanzar un acuerdo pues el mallorquín quiso evitar dimitir y tener que hacer frente a la millonaria compensación que contemplaba su contrato.

El dueto asturiano-mallorquín, Marcelino-Mateu, pasaba a formar ya parte de la historia, dejando en su haber la consecución de la Copa del Rey 2019 y la clasificación para la Uefa Europa League en las temporadas 17/18 y 18/19. No es poco el activo acumulado.

El nuevo proyecto post-Alemany echaba andar pues con Celades como entrenador y la incorporación de un viejo conocido de la parroquia ché, el exguardameta César Sánchez como nuevo diector de Fútbol, vamos director deportivo. César no llegó a ser ni presentado y no pareció contar en ningún momento con el respaldo suficiente para poner en marcha su proyecto deportivo por parte del presidente del Consejo de Administración del Valencia CF, el singapurense Anil Murthy

Los resultados de Celades no son buenos, son de hecho malos sin paliativos. El conjunto ha disputado 41 encuentros bajo su tutela, con 15 victorias, 12 empates y 14 derrotas (entre Liga, Copa del Rey, Supercopa de España y Uefa), anotando 54 goles y recibiendo 64. Especialmente dolorosas han sido las últimas derrotas ante R.Madrid y Villarreal CF. Especialmente esta última con una imagen verdaderamente deplorable del conjunto valencianista.

Además los rumores de tensiones entre el técnico y la plantilla durante estas últimas dos semanas han sido constantes, así como la rumorología sobre su inminente destitución o incluso una supuesta dimisión no aceptada, aunque el técnico andorrano en rueda de prensa negaba todo ello y sólo tenía palabras de agradecimiento hacia la plantilla

La imagen del equipo en el Estadio de la Cerámica fue patética, cabe decir que a la hora de buscar culpables muchas veces el foco no se detiene ante los que sin lugar a dudas fueron los principales culpables de dicha imagen, fueron los futbolistas del Valencia CF, y no otros, quienes jugaron el partido y los principales culpables de la imagen dada. Las especulaciones sobre su voluntad de  “hacer la cama” a un técnico para forzar su salida a perjuicio de la entidad sino son ciertas son cuanto menos más que razonables. Sea como fuere el técnico salió más que cuestionado de dicho encuentro. No obstante todo parecia apuntar que la intención del club era su continuidad hasta final de temporada y, supuestamente, se encargó a César Sánchez trasladar a la plantilla que Albert Celades se sentaría en Mestalla para el partido ante el Athletic, horas más tarde se emitía el comunicado de destitución. Sería como reacción a dicho comunicado, contradiciendo lo que apenas unas horas antes le habían encargado que César Sánchez presentaba su dimisión. Ciertamente de ser así era la única salida lógica que tenia el de Coria, pues continuar en su puesto cobrando cuando claramente no estaba desempeñando su función sería muy difícil de justificar.

Seguramente en breve cada parte trasladara "su verdad" y podamos acabar de reconstituir este puzzle. Un tsunami devastador en cualquier entidad, un lunes más en Mestalla.

Comentarios

Te puede interesar

Lo último de JL Silvestre

Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.