Menu

E-Sports | Viernes, 23 Octubre 2020 10:45

Fútbol real y virtual: la facturación como seña de identidad

Fútbol real y virtual: la facturación como seña de identidad

En un mundo tan globalizado como el actual, la economía de mercado es la que mueve cualquier actividad del mundo desarrollado

Maximizar el beneficio de cualquier compañía es el eje central de su negocio, no escapando a esta premisa prácticamente ningún sector. El deporte profesional no es ajeno a esta tesitura, siendo el futbol, el que marca la pauta en el viejo continente.

En Europa el deporte rey es el balompié, estando este hecho fuera de toda duda a tenor de las cifras monetarias que se mueven en los torneos más mayoritarios. Sin duda, la Champions League marca la pauta, tanto a nivel de ingresos, como a valía de la presea para los clubs que la consiguen. Reinar en estas competiciones es firmar una temporada excelsa para cualquier escuadra, sea cuales sean los resultados en los torneos domésticos.

Solo con ver las cifras económicas presupuestadas para la Champions y la Europa League se despeja cualquier duda en cuanto a la repercusión y a los réditos monetarios. El torneo por excelencia ofrece a los clubs que participan en este 2020, la nada desdeñable cuantía de 2040 millones de euros. Por su parte, la UEFA Europa League disminuye este importe hasta los 510 millones de euros, los cuales se reparten entre los equipos que son de la partida en la competición de plata del viejo continente.

Muy relacionado con el futbol y si lo unimos a las nuevas tecnologías, se ofrece el resultado de los videojuegos. Prácticamente la totalidad de los nacidos a partir de la década de los 80 del siglo pasado, se han puesto a los mandos de una consola para sentirse entrenadores de su equipo preferido. A ello, hay que unir desde hace algunos años, las importantes oportunidades que otorga una buena conexión a internet para poder ser parte importante de los Esports. 

Este concepto hace referencia a disfrutar de una partida a través de la red de redes contra otros contrincantes. En el campo deportivo, el FIFA marca la pauta ofreciendo horas de entretenimiento sin límite a millones de personas en todo el planeta, traduciéndose esto en grandes sumas de dinero que se mueve en el sector gaming.

En este año, FIFA 21, es solo una pieza más de los videojuegos que marcan las tendencias del ocio en este ámbito. Fornite, League of Legends o Call of Duty son otros afamados productos que contribuyen a que el sector gaming alcance los 1500 millones de euros de facturación en el presente curso, según estiman muchos estudios. Este dinero se traduce en que millones de personas se han sumado a la moda de los Esports. Un fenómeno que no tiene límites y que debido a la situación actual se incrementará exponencialmente en los próximos años.

Comentarios

volver arriba