Logo
Imprimir esta página
Primera | Domingo, 09 Abril 2017 15:20

Y llegó la tercera (1-3)

El Valencia sigue sumando puntos y se coloca con 39, a tan sólo un punto del Alavés. El Valencia sigue sumando puntos y se coloca con 39, a tan sólo un punto del Alavés.

El Valencia logra su tercera victoria consecutiva en tan solo una semana. La mejoría de su juego es evidente y así lo evidencian los números, nueve goles en tres partidos. 

Los valencianistas están de dulce, por fin pueden disfrutar de su equipo, no solo por los buenos resultados, sino también por el buen juego. El día contra el Deportivo se goleó pero el juego no fue el más vistosos, contra el Celta se hizo uno de los mejores partidos de la temporada y hoy el equipo se ha gustado en muchas fases del partido, una lástima que la liga no hubiera empezado hace tan sólo unas semanas. 

Los de Voro entraron con buen pie al partido, sabiendo que jugaban contra un rival muy necesitado y que esa ansiedad podía jugar en su contra. Los primeros minutos estuvieron igualados, ambos equipos probaban de lejos pero sin un claro dominador hasta que llegó Zaza, el delantero italiano merecía el gol por su entrega y esfuerzo en todos los partidos y lo consiguió por partida doble, primero tras un cabezazo picado tras centro de Montoya y el segundo tras un gran desmarque a la espalda de los defensas que le permitió que solo tuviera que empujar el esférico al fondo de la red.

El Granada estaba hundido, la grada pitaba y el Valencia pudo hacer más brecha, Zaza pudo anotar en una contra su primer hat-trick como valencianista pero Ochoa lo impidió y luego, a balón parado, Mina anotaría de cabeza pero el colegiado lo anuló por un fuera de juego bastante justo. 

Había cierto miedo de que la segunda mitad empezara con cierta relajación como ya sucedió el día del Deportivo y que esa falta de intensidad se tradujera en sufrimiento pero no fue así. El Granada lo intentaba con más corazón que cabeza pero no llegaba a inquietar a Alves y en una de esas posesiones ché de ensueño, con cerca de cuarenta toques, y con el balón pasando por todos los jugadores del equipo, incluido Alves, llegó el tercero visitante, anotó Mina tras otra asistencia de Soler que crece partido tras partido.

Todo parecía visto para sentencia pero un error del meta brasileño en un saque de puerta, con resbalón incluido, propició que Ponce recortara distancias y mandara callar a la grada, reviviendo un episodio similar vivido en Mestalla hace justo una semana. El gol pareció espolear a los nazarís pero siempre estuvo más cerca el cuarto gol visitante que el segundo local. Ochoa le sacó dos buenos disparos a Soler con sendas paradas y Munir pudo marcar con una semi vaselina con efecto que se marchó lamiendo el poste. Ambos equipos firmaron una tregua no escrita y los últimos minutos fueron muy relajados para los de Voro.

El Valencia sigue sumando puntos y se coloca con 39, a tan sólo un punto del Alavés, equipo que marca la onceava posición. La evolución valencianista es evidente y el descenso está más que olvidado ya que, actualmente, se encuentra a 17 puntos. La séptima plaza queda ahora a diez puntos, distancia suficiente con los pocos puntos que quedan en juego. Es una lástima que el equipo haya reaccionado tan tarde y no pueda pelear por cotas mayores, pero como dice el dicho, más vale tarde que nunca.

Comentarios

Te puede interesar

Lo último de

Template Design © Joomla Templates GavickPro. All rights reserved.