Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 622

Primera | Domingo, 14 Septiembre 2014 00:00

Villarreal empata en un partido con poco fútbol (0-0)

Los de Marcelino ya piensan en el partido del Jueves en alemania

Granada y Villarreal empataron a cero en un partido muy denso que podría haber acabado tras arrancar con el pitido inicial.

Los amarillos salieron al césped pensando más en el duelo del jueves de la Europa League que en los 3 puntos que estaban en juego. Con un once condicionado por las bajas de Uche, Gio y ambos laterales; Marcelino introdujo, además, rotaciones para dosificar el cansancio, dejando en el banco a Cani y Cheryshev, entre otros.

De esta forma comenzó el encuentro, con un Granada contemplativo y sin querer llevar el peso del partido, y con un Villarreal que intentaba tener el control del balón, pero que no era capaz de trenzar jugadas en ataque. Los minutos fueron pasando y las ocasiones no llegaron. Alguna internada de Moi Gómez por la banda, un remate de cabeza de Isaac Success o un par de jugadas a balón parado fue lo más destacable de una primera parte que será fácil de olvidar. Sólo se salvó el capitán amarillo, Bruno Soriano (que cumplió 300 partidos como futbolista profesional), y el joven delantero argentino, Lucas Vietto.

La afición local esperaba más de los suyos y Caparrós decidió mover ficha. Quitó al joven delantero Isaac y metió a Machís, hombre por hombre.

La segunda parte empezó como acabó la primera. Sin un dominio claro por parte de ningún equipo, sin ocasiones, con numerosos errores en los pases y con muchas interrupciones de juego. No fue hasta la entrada de Cani y Cheryshev por parte del Villarreal que el partido ganó enteros.

Los de la plana ganaron en calidad y control de balón. Así, se echó arriba en busca del gol. El granada por su parte sustituyó a Piti, que estaba tocado, por Javi Márquez, aportando músculo a la medular. Las ocasiones comenzaron a llegar sobre el minuto 75, demasiado tarde. Asenjo estuvo muy bien plantado y salvó a su equipo en varios momentos, un centro envenenado de Fran Rico, un remate de cabeza de Jason Murillo o una buena mano ante un disparo de Jhon Córdoba. Por su parte, el Villarreal también acabó acechando la portería de Roberto. Un cabezazo de Bruno, un tiro desde la frontal de Vietto o una buena estirada para sacar un zambombazo de Cheryshev.

Ninguno de los dos equipos consiguió inaugurar el luminoso y el partido llegó a su fin cuando las oportunidades comenzaron a aparecer. Un punto más para cada uno y el Villarreal ya piensa en el partido del jueves ante el Borussia M’gladbach.

Comentarios

volver arriba