Menu

Fútbol | Domingo, 17 Enero 2021 18:19

Fer Niño colorea un partido gris del Villarreal

Fer Niño colorea un partido gris del Villarreal Fotografía; Villarreal C.F.

El Villarreal se ha impuesto ante el Tenerife con un gol tardío de Fer Niño en los octavos de final de la Copa del Rey en un encuentro en el que el submarino amarillo no ha conseguido brillar. 

El encuentro ha comenzado sin un dueño que lo domine totalmente. El Villarreal ha intentado atacar sin fluidez esgrimiendo su viejo 4-4-2 mientras el Tenerife buscaba contragolpear con las cabalgadas de Manu Appeh a la espalda de Pervis Estupiñán. Aunque ha tenido la pelota, el submarino amarillo no ha conseguido llevar el peligro a la portería rival en toda la primera mitad. Los groguets no han sabido descifrar el 4-4-2 planteado en defensa por Ramis. Los de Unai Emery no han conseguido amenazar el arco rival más allá de una falta al borde del área provocada por una acción individual de Álex Baena que Manu Trigueros ha mandado por encima del larguero. 

Los tinerfeños han sabido presionar la salida de pelota combinando bloques altos, medios y bajos con los que han presionado en el área rival, evitado la salida en el centro del campo y replegado en área propia, respectivamente. Además, han sabido aprovechar las subidas de Pervis Estupiñán para generar peligro con contragolpes lanzados por Manuel Appeh y el excanterano groguet Fran Sol. Los de las islas han renunciado totalmente al ataque posicional y han ido retrasando líneas progresivamente para buscar transiciones rápidas con las que llevar el peligro al área defendida por Gerónimo Rulli

No hizo ningún cambio de cara al segundo periodo Emery. El Villarreal salió con los mismos hombres, aunque dispuestos de una firma distinta sobre el césped. En efecto, el Villarreal dejó atrás el 4-4-2 para formar un 3-4-2-1 con Jaume costa guardando la posición en ataque junto a los centrales, Yeremy Pino y Estupiñán dando amplitud por derecha e izquierda respectivamente, y Alex Baena y Dani Raba entre Bacca y la pareja Coquelin-Trigueros. Con este cambio el Villarreal ha empezado a tener ocasiones, pero no las ha conseguido materializar.

Por eso, pasada la hora de encuentro, Unai Emery ha decidido poner fin a cualquier tipo de provatura para regresar al 4-3-3 con la entrada de Rubén Peña, Dani Parejo y Gerard Moreno por Jaume Costa, Álex Baena y Dani Raba. Así, Pino ha regresado a la banda izquierda y Gerard se ha colocado por derecha, mientras Parejo se ha situado por delante de Coquelin junto a Trigueros. Aun así el equipo siguió siendo incapaz de materializar sus oportunidades, de modo que en el minuto 75 entraba Fer Niño por Carlos Bacca y en el 85 Capoue por Coquelin, pues también el Tenerife había obligado a Rulli a intervenir en más de una ocasión. 

Sería precisamente Fernando Niño quien le daría la victoria al equipo en los últimos instantes de partido introduciendo un balón que le quedaba suelto dentro de la meta rival con un taconazo que dejaba congelado a Dani Hernández. Pese a todo, también tendría alguna otra ocasión el Tenerife, pero Rulli se encargaría de que no pasara a mayores

 

Comentarios

volver arriba