Menu

Fútbol | Domingo, 06 Diciembre 2020 18:42

El Elche puntúa en su tercer derbi de la temporada

El Elche puntúa en su tercer derbi de la temporada Fotografía; Twitter Villarreal C.F.

Elche y Villarreal han empatado en un encuentro que ha servido para aupar a los castellonenses de vuelta a la segunda posición y para alejar a los ilicitanos del descenso

El Villarreal ha salido con la versión más parecida al plan habitual de las que dispone. En defensa, han vuelto a repetir Mario Gaspar, Pau Torres y Raúl Albiol por delante de Sergio Asenjo, pero Unai Emery ha sentado a Alfonso Pedraza para dar entrada a Pervis Estupiñán. En el centro del campo ha repetido el trivote habitual con Vicente Iborra, Manu Trigueros y Dani Parejo por detrás de Álex Baena por izquierda, Samu Chukwueze por derecha y Gerard Moreno en punta.

El Elche ha salido con un 4-1-4-1 sin ninguno de sus delanteros referencia. En defensa han jugado con una línea de cuatro formada por Josema Sánchez por la izquierda, Diego González y Gonzalo Verdú por el centro y Antonio Barragán por la derecha, todos por delante de Edgar Badía, que ha vuelto a salir en portería. Como pivote se ha situado Ivan Marcone por detrás de Fidel Chaves y Raúl Guti, a quienes han flanqueado Tete Morente por izquierda y Josan Fernández por derecha. El hombre más adelantado del equipo ha sido Pere Milla

El Villarreal ha salido bien plantado al encuentro. Con una buena presión elevada y los centrales muy adelantados, el Villarreal ha iniciado el partido jugando sobre todo en campo rival. De hecho, puede decirse que hasta que no han pasado 10 minutos el conjunto ilicitano no ha podido superar la divisoria del centro del campo

 

En la fase ofensiva el Villarreal ha propuesto un juego dinámico, sostenido por la constante movilidad de sus jugadores. El primer pase ha correspondido a Pau Torres y Raúl Albiol que, jugando tan adelantados, han compactado al equipo en campo rival y han ejercido como dos centrocampistas más. Para hacer llegar el balón a campo contrario Dani Parejo y Manu Trigueros han lateralizado su posición para tratar de ensanchar el campo y obligar a los mediocentros a recorrer muchos metros para morderles. 

Y es que el José Almirón ha propuesto una defensa al hombre, con un 4-5-1 muy cerrado en el que Pere Milla ha sido el estilete que ha anulado en fase ofensiva a Vicente Iborra y Fidel Chaves y Raúl Guti han perseguido a Manu Trigueros y Dani Parejo, respectivamente; mientras Ivan Marcone intentaba abortar todo lo que pudiese suceder entre líneas. En las bandas los laterales han acosado a los extremos del Villarreal para evitar que recibiesen de cara y los extremos se han convertido en la sombra de los laterales para evitar que pudiesen percutir a la espalda.

En la zona ofensiva, Alex Baena y Gerard Moreno se han descolgado en numerosas ocasiones por zonas interiores para copar todo el tercer escalón de la creación del cuadro amarillo, mientras Samu Chukwueze ha sido más profundo por la derecha. Esto ha provocado que Pervis Estupiñán haya sido más incisivo por la izquierda mientras Mario Gaspar ha cedido toda la banda a su extremo. Aprovechando que Barragán abandonaba su zona para seguir a Álex Baena el ecuatoriano se ha zafado de Josan Fernández en varias ocasiones para llegar con peligro por la izquierda, por la que el Villarreal ha volcado la mayoría de sus ataques. 

Imagen

Fotografía; Twitter Villarreal C.F.

En diez minutos el Elche no ha podido salir de su campo, pero a medida que ha trascurrido el tiempo el Villarreal ha ido experimentando el cansancio propio de todo el despliegue que ha tenido. Como consecuencia los alicantinos han ido pesando cada vez más hasta hacerse con la batuta del encuentro. En busca de una solución el Villarreal ha llegado a cambiar a Trigueros y Parejo de banda para intentar cortocircuitar la defensa individual de su rival, aunque sin éxito. 

Al inicio de la segunda parte el Villarreal ha cambiado el plan de partida con la entrada de Paco Alcácer y Takefusa Kubo por Samu Chukwueze y Álex Baena. Así, Gerard Moreno ha conformado una doble punta junto a Paco Alcácer y Takefusa Kubo ha partido de la derecha, pero ha actuado entre líneas. Así, el centro del campo groguet pasaba de una línea de 4 en defensa a un rombo en ataque. 

Con esta formación el submarino ha dominado más el encuentro, pero sin generar peligro real en el área rival. El Elche, mientras tanto, ha presentado el mismo bloque bajo y ha seguido buscando el juego directo para amenazar sin tomar el control del partido. 

La polémica del encuentro llegaría pasado el minuto 70, cuando, en la segunda ventana de cambios, Unai Emery sustituye a Vicente Iborra y Paco Alcácer por Francis Coquelin y Yeremy Pino. El delantero valenciano abandonaba el encuentro poco después de haber ingresado para enfilar, visiblemente molesto, el camino a los vestuarios.

Volvía así Emery al 4-3-3, pero no le duraría mucho al cuadro amarillo que poco después daría entrada a Fernando Niño por Manu Trigueros. Ni así podría poner en peligro la meta de un Elche que hasta pasado el minuto ochenta no introdujo los primeros cambios. Con Lucumi y Mfulu sobre el campo el Elche volvió a recuperar peso sobre el encuentro, que ha acabado metiendo el miedo con llegadas a la meta de Asenjo.

Así, Villarreal y Elche empataban un encuentro que el Villarreal ha dominado siempre que el Elche se lo ha permitido. 

 

Comentarios

volver arriba