Menu

Mundial | Domingo, 13 Julio 2014 02:10

Brasil se despide del peor mundial de su historia (0-3)

Brasil se despide del peor mundial de su historia (0-3)

En su casa, Brasil de despidió cuarto en el mundial organizado para redimirse del Maracanazo de 1950. Pero ni siquiera pudo con el partido del honor ante su gente: 3-0 de la Holanda de Van Gaal con goles de Van Persie, Blind y Vijnaldun. Tristeza não tem fim!

Un mundial que comenzó con la ilusión de enterrar los fantasmas del Maracanazo terminó de la peor manera. Brasil no brilló nunca, perdió a su máxima estrella por una lesión y fue goleado en semis por 7-1 por una Alemania contundente. Una maquina fria de fútbol sin piedad ni corazón que no se detuvo ante las lágrimas de la gente en el Mineirao en lo que significó la peor goleada de la historia y una vergüenza peor que la de 1950. 

Brasil tenía la oportunidad de redimirse con el tercer puesto, despidiéndose de su mundial y su gente, pero volvió a arrojar deudas y el rotulo de "el peor Brasil de la historia", sin brillo, rústico y lejos de la identidad y el estilo que lo caracterizó siempre. 

Un agarrón de Thiago Silva a Robben, el gran simulador del mundial (ese palmarés no se lo roba nadie) se zambulló en el área a pesar de que la falta fue afuera y el colegiado  Djamael Haimoudi de Argelia pitó penalti. Van Persie amargaba a la canarinha a los 3´. A los 17´Blind volvió a aprovecharse de un error defensivo. Holanda se consagraba en el partido del honor para redondear un muy buen mundial, algo que Brasil nunca comprendió, que el partido por el tercer puesto es el del honor. 

El resto del partido transcurrió casi sin emociones con un Brasil que iba a buscarlo con más intensidad que con ideas de la mano de Ramires y Oscar, que parecía querer jugar casi en soledad y mirando con nostalgia al banquillo donde Neymar veía el partido con ansias de entrar. Wijnaldum puso la goleada a los 91´. Otra goleada, 10 goles en dos partidos. Brasil miraba la hora... el Mundial de sus pesadillas había terminado. Lo que no había terminado, era su tristeza. 

 

Comentarios

volver arriba