Menu

Fútbol Sala | Martes, 13 Octubre 2020 10:09

Un comprometido Levante visita Tudela ante la incógnita de un partido trampa

Levante a proseguir con su buena racha ante un hueso duro de roer. Foto: @lnfs Levante a proseguir con su buena racha ante un hueso duro de roer. Foto: @lnfs

A partir de las 21:00, Levante afrontará su tercer compromiso liguero en Tudela frente a un mermado Ribera Navarra -con 4 bajas- con la intención de seguir en lo alto de la clasificación y mantener la regularidad en el juego del inicio de competición.

Ante un comienzo de competición algo atípico incluso con partidos suspendidos y con el calendario más comprimido, no pueden faltar a su cita las jornadas intersemanales. La tercera fecha del campeonato presenta un duelo desigual en cuanto a clasificación -2 victorias para los granota y 2 derrota para Aspil-, sin embargo, Levante debe ser capaz de solventar este tipo de encuentros a lo largo del año.

Uno de los factores esenciales para los navarros es su afición, con la que no podrán contar para este determinante choque. A pesar de que se pretendía la entrada de espectadores, en la tarde de ayer Navarra publicó una Orden Foral donde matizó: “las competiciones y eventos deportivos se desarrollarán sin público al menos hasta el 26 de octubre”. Por lo tanto, los de Diego Ríos disputarán sus tres primeros encuentros -ante Osasuna en Paterna e Industrias como visitantes- sin afición.

Tanto Pato como Ríos no dispondrán de todos sus efectivos. Por los valencianos será baja Rafa Usín tras resentirse de una lesión muscular en el calentamiento del partido del sábado en Santa Coloma. Por parte de los locales, no serán de la partida Gabriel, Lemine, Mario y el ex levantinista, Pedro García. Aun así, un estandarte en Levante como Javi Sena sí podrá reencontrarse con sus antiguos compañeros sobre el parqué del Ciudad de Tudela.

Estos partidos ante rivales tediosos y que siempre ponen las cosas difíciles en su feudo son los que motivan escalar puestos en la tabla. Levante debe acoplarse al encuentro desde el inicio, aprovechar la escasa rotación de Ribera Navarra -algo habitual en este club- e intentar que un rival con la chispa de Aspil no consiga encaminar el partido hacia sus intereses -un encuentro lento, con brega, en definitiva, que lo tengan controlado-. Las armas ofensivas de Levante, las ganas de dar una alegría a su afición de los locales y las alternancias en el juego harán que se disfrute de un partido bonito para el espectador neutral.

Comentarios

volver arriba