Menu

Fútbol Sala | Miércoles, 09 Septiembre 2020 23:05

Levante, en proceso de adaptación, incapaz de batir a la eterna sorpresa

El eterno capitán, Márquez, en la disputa con Capela. I Twitter: @ludfutbolsala @aurecape El eterno capitán, Márquez, en la disputa con Capela. I Twitter: @ludfutbolsala @aurecape

 

Primer test de pretemporada tanto para Levante UD FS como para su rival, el que fue su verdugo en las semifinales del Playoff por el título la temporada pasada, Viña Albali Valdepeñas. A pesar de que el resultado no refleja unas sensaciones positivas (6-1), durante la primera mitad se observó a un equipo más serio que en la segunda parte donde las desconexiones defensivas estuvieron presentes en los compases iniciales y dejaron el partido en bandeja para los locales.

 

Los de Diego Ríos llegaron al pabellón Virgen de la Cabeza -ante 100 espectadores- con el objetivo de rodar el equipo, incluidos los nuevos fichajes, de cara al inicio de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Tan solo 20 segundos necesitaron los valencianos para ponerse por delante en el marcador gracias a una jugada donde participaronn tres de las caras nuevas de los granotas. Araça, después de que Rivillos recuperara la posesión, asistió a Esteban para que el ex de Futbol Emotion Zaragoza introdujera el balón por la escuadra derecha de la portería defendida por Coro.

 

Con las imprecisiones características de un partido de pretemporada, el encuentro fue un constante ida y vuelta por ambos equipos durante la primera mitad. Esto fue provocado por el continuo movimiento de los banquillos, con cambios “a la rusa” y por las altas presiones ejercidas por los dos conjuntos. De este modo, tanto Diego Ríos como David Ramos utilizaron a todos los jugadores convocados para el encuentro.

 

El resultado, en cambio, pudo verse ampliado por los dos conjuntos, ya que, tanto Chino por los locales en la primera mitad como Gallo por los visitantes en la segunda erraron sendos lanzamientos de doble penalti. A pesar del número de faltas, el partido no fue para nada convulso y se pudo disfrutar de un buen espectáculo de fútbol sala.

 

Los vinateros, con una presión alta a toda la cancha, supieron encontrar las cosquillas a los valencianos. La sorpresa de la temporada pasada al alcanzar la final por el título y la final de Copa de España continúa con un estilo de juego movido, rápido y constante con un número muy bajo de errores. Los locales, fruto de la constancia ofensiva, consiguieron empatar la contienda un minuto antes del descanso mediante una volea, marca de la casa, de Rafael Rato que entró por el único hueco que existía en la portería de Raúl Jiménez.

 

La segunda mitad fue totalmente diferente para los intereses de Levante. Viña Albali continuó con la presión alta sobre su rival que provocó dos errores en la salida de balón aprovechados por Chino y Dani Santos para anotar, respectivamente . Así, en un lapso de 3 minutos el encuentro quedó casi visto para sentencia. Más aún, con el cuarto gol, acto seguido, obra de Catela con un punterazo a la escuadra ante el que Fede -que debutó en la 2º mitad procedente de El Pozo Murcia- no pudo hacer nada.

 

Ante errores causados por la falta de ritmo de partidos, Levante optó por cambiar su juego y probar mediante disparos lejanos a Edu Sousa, portero revelación de la campaña pasada, que pudo sufragar todos los acercamientos de los valencianos.

 

Finalmente, y como ya fue habitual durante la liga pasada, Diego Ríos escogió a Rubi bajo la zamarra de portero-jugador para intentar acortar diferencias, sin embargo, sucedió totalmente lo contrario. Otra vez Chino y Dani Santos, dos de los hombres con más cartel de Viña Albali Valdepeñas, anotaban los dos últimos tantos para poner el 6-1 final en el luminoso y dar la victoria a su equipo ante una pequeña parte de su afición -conocida como una de las más ruidosas de las últimas temporadas en la LNFS-.

 

 

Comentarios

volver arriba