Menu

División Honor Masculina | Sábado, 13 Febrero 2021 19:55

Levante FS 6-3 Ribera Navarra: en una nube

Levante FS 6-3 Ribera Navarra: en una nube

El Levante FS golea de nuevo en casa por 6-3 al Ribera Navarra FS y se coloca como líder de la competición liguera.

El Levante sigue en estado de gracia. Si hace cosa de tres días conseguían el pase a la Final Four de la Copa del Rey, hoy logran ascender de nuevo a la posición más alta de la clasificación liguera después de vencer frente a un Ribera Navarra que venía de aplastar al Peñíscola Globeenergy en casa. Pese a la baja prevista de Araça, los locales fulminaron en la primera parte el partido y sufrieron en exceso para conseguir que los tres puntos se quedaran en Paterna.

El partido comenzaba con un quinteto levantinista de jugadores de rotación. Pese a ello, el marcador se estrenaría con la primera llegada local, tras una gran jugada procedente de un balón parado que transformaría Rafa Usín en el 1-0. El Ribera no se dejaría intimidar y, tras impregnar una exaltante intensidad y rapidez en un ritmo de juego que el Levante combatiría con una excesiva defensa estática, Dani Martín haría el empate en el 6’. Las tablas espabilaron a los de Diego Ríos, que se volvieron a poner por delante con otro gol de Usín tras una recuperación perfecta en el área de Gus.

El rodillo granota no decayó y en el 12’ Roger ponía distancias en el marcador después de errar y perdonar muchas ocasiones claras. El 3-1 decantó el comienzo de un limbo de juego de un par de minutos donde no sucedió nada: ni ocasiones, ni faltas, ni grandes jugadas. Aun así, a Diego Ríos no le gustaba lo que veía y rompió esa paz con la entrada al parqué de los pesos pesados. Primero fue Roger certificando su infalible olfato goleador y, pocos segundos después, fue Jorge Santos quienes pusieron la puntilla a otra excepcional primera parte. Un 5-1 que parecía no pesar demasiado para la garra del equipo navarro.

Los primeros compases de la segunda mitad fueron un continuo asedio visitante. Con mucha agresividad y una presión alta, el Ribera intentaba constantemente meterse en el partido, pero un gigantesco Fede salvó los muebles de su equipo. Entre el guardameta levantinista y los manifiestos errores ofensivos, la distancia del resultado no se acortó hasta el ecuador del segundo tiempo. Un golazo tras una gran individualidad de Eugenio Miramón despertó el run run en el banquillo granota que se consolidó con el 5-3 del bigoleador Dani Martin a falta de diez minutos para el final.

El conjunto tudelano creía en la remontada e intensificó el juego directo y obligó a despertar a sus rivales. El tiempo corría a favor del Levante y Diego Ríos volvió a reestablecer la calma en el parqué con la entrada de dos refentes como Rivillos y Esteban hasta el final e impidiendo que se estirase tanto el planteamiento de ataque visitante. A falta de 3’, Ribera sacaba el portero jugador y, después de una buena atajada, Fede mataba el choque con un gol desde su propia portería.

El 6-3 reflejaba el aluvión de sensaciones dispersas vividas en el partido, pero con el resultado a favor de los de siempre. La nube en la que vive el Levante es estable y la esperanza en soñar con algo grande se ha convertido en una ilusión real. Quién diría que este equipo llegaría a mediados de febrero como primero de liga y en la Final Four de Copa del Rey. Este sueño empieza a ser muy real.

Comentarios

volver arriba