Menu

Buceo | Jueves, 18 Diciembre 2014 13:43

Recomendaciones elementales y opciones novedosas

Han proliferado las escuelas en toda España de una manera evidente. Los aspirantes a grandes submarinistas demandan cada vez más un buceo profesional, basado en los cursos de buceo y en los cursos de submarinismo.

Los grandes gurús de las inmersiones recomiendan seguir sus indicaciones básicas y en el plazo de dos semanas se notan los resultados. Suelen empezar con un aprendizaje y soltura en una piscina de grandes dimensiones para familiarizarse con el entorno.

También, se realizan ejercicios de natación de entre uno a dos kilómetros de distancia y otras actividades, tiempo total que suele sobrepasar las dos horas y media de entrenos. Al concluirlos, se consigue una relajación muscular muy placentera y reparadora. 

Por ejemplo, en el buceo en apnea se consigue entrenar la ansiedad y el autocontrol mental, cualidades que son vitales para desarrollar este submarinismo adecuadamente. La dosificación de los esfuerzos y del gasto energético también se alcanza.

Cada escuela o centro de buceo tiene sus particularidades, pero se consiguen unas mejoras muy importantes con la repetición y el esfuerzo individual. Además, las nuevas variantes como el buceo nitrox, buceo ssi o los cursos padi requieren una especialización y un saber ejercer la inmersión en cada caso.

Viajes de placer

Incluso ha aparecido un tipo de turismo, de gente potentada y con grandes recursos económicos, que realiza vuelos en época vacacional para disfrutar del buceo en zonas paradisiacas.

Así en el caso de Valencia, aunque la mitad de los vuelos que se realizan en el Aeropuerto Internacional de Manises en Valencia son hacia el aeropuerto Madrid-Barajas y gran parte de los pasajes demandan mayoritariamente el ámbito nacional español también en los últimos años y con la proliferación de empresas internacionales de bajo coste (low cost) se han disparado los viajes programados en el aeródromo valenciano. 

Es muy destacable a este respecto, el vuelo del año 2009 de carácter transatlántico sin escalas desde Valencia con destino a Nueva York en Estados Unidos y que abre unas posibilidades mayores de internacionalización de los vuelos.

Están programados más viajes de este tipo para años venideros.

Aerolíneas radicadas en los continentes de África, Asia, América y Europa operan en el aeropuerto valenciano debido al auge de la demanda aérea del Siglo XXI. Empresas de vueling o directamente macro empresas internacionales operan en el aeródromo valenciano con regularidad.

 

 

Comentarios

volver arriba