Menu

Buceo | Viernes, 12 Diciembre 2014 13:18

Trajes especiales y oxígeno

El traje de buceo o mono submarino es vital en las inmersiones acuáticas.

El traje seco, que es el más usado en aguas muy frías, se debe combinar con protecciones de neopreno en las zonas a proteger como dedos o cara.

El traje de membrana debe cubrir todo el cuerpo y aislar de la baja temperatura al buzo. Tiene dos capas para mayor comodidad y aislamiento.

Estos trajes tienen una duración estimada, normalmente, de una década.

 

Traje seco

 

Se pueden confeccionar a medida o comprar alguno de talla estándar, si se amolda correctamente al submarinista. Hay de dos tipos: el diseñado para necesitar a otra persona para poder ponérselo y el que es autoajustable. Depende del fabricante y del país donde se haya confeccionado.

Las cremalleras con las que se sella el traje son de altísima calidad y gran resistencia, para aguantar situaciones extremas. Suelen tener bolsillos o departamentos para guardar los elementos de uso y cuentan con rodilleras reforzadas para alargar la vida útil del traje, ya que es una zona de bastante desgaste.

 

Traje húmedo

 

Si el traje no es del material de neopreno adecuado, hará falta una ropa interior para aislarlo del cuerpo. También hay trajes denominados trajes húmedos, que absorben una cantidad de agua, pero se calienta y no se nota el cambio de temperatura.

Suelen llevar un forro para reforzar el neopreno y hacerlo más duradero. Estos trajes son los más comunes, si no hay condiciones adversas que recomienden otra variante.

Se pueden incluir accesorios para hacer más útil el traje, como escarpines, bolsillos, parches…

Con el paso del tiempo se hacen más estrechos por la acumulación del agua en su interior, pero tienen una duración superior a los trajes secos por lo que son bastante rentables.

 

Botella de buceo

 

Las exigencias del submarinismo moderno piden llegar cada vez más y más profundo, por lo que los técnicos en equipamiento submarino han tenido que investigar nuevos componentes para la botella de buceo. Diversos elementos como el oxígeno, el nitrógeno, la mezcla hidrox… han enriquecido las distintas combinaciones para la botella de submarinismo.

Por otro lado, se pretendía evitar el efecto extraño y peligroso que se produce en los buceadores que realizan una inmersión hasta grandes profundidades.

A principios del Siglo XX se experimentó con heliox (helio + oxígeno) para hacer una combinación distinta, pero no triunfó definitivamente.

 

Mezclas experimentales

 

En el caso del hídrox, la mezcla tiene que tener un porcentaje bastante pequeño de oxígeno, porque de lo contrario puede ser peligrosa la combinación resultante. Además, hay que utilizar un sistema muy complejo para ascender nuevamente, para evitar problemas en el buceador, por lo que es necesario conocer y dominar mucho la técnica de inmersión. También se usó el elemento neón, pero se descarta normalmente porque a una gran profundidad es irrespirable para el ser humano.

El uso o no de la botella respiratoria sirve para diferenciar los distintos tipos de buceo y realizar una clasificación por categorías submarinistas.

Es parte fundamental del equipamiento para la inmersión de buceo a todos los niveles.

Por otra parte, es muy aconsejable llevar un recipiente con una capacidad de gas adecuado para cada variedad o situación de inmersión. El peso extra puede no ser un problema en las profundidades, pero es innecesario transportar una gran cantidad que no es la adecuada.

Esta es una de las desventajas fundamentales y prioritarias, por ejemplo, con el buceo en apnea o a pulmón libre.

El recipiente que contiene el aire suele estar fabricado en acero o aluminio y la gama de capacidad de gas de la botella ronda como máximo los 20 litros.

 

Tienda buceo

 

Normalmente una tienda especializada en buceo está dividida por secciones o parcelas de producto para orientar mejor al cliente. De este modo, el potencial comprador, si es neófito, tendrá más fácil la selección de los productos y la separación en función de la calidad.

A la hora de comprar los elementos y el material que hace falta en la tienda de submarinismo hay que acudir a locales muy especializados y de máxima confianza. En este lugar se informará adecuadamente al deportista de las características y opciones de cada elemento que necesita.

De esta manera, se tendrá la información precisa para comprar los diferentes trajes de buceo, aletas, reguladores, profundímetros, escarpines… que sean necesarios para cada caso particular. En Internet hay gran cantidad de opciones de compra de material, sobre todo si se quiere comprar unos elementos de buceo del extranjero.

La variedad es muy grande y hay que saber elegir y tener un poco de experiencia en las necesidades y situaciones que se producen al bucear.

Los cursos padi, los de buceo ssi y otros tipos de cursos de buceo pueden ayudar a delimitar las opciones adecuadas para adquirir el material pertinente en función de las necesidades que se presenten en la inmersión. 

 

Garantía y calidad de los productos

 

Todo el material técnico que se necesite para desarrollar el submarinismo deportivo, recreativo o profesional se tiene que adquirir sin pensar tanto en el precio como en la calidad del producto.

Con este tipo de accesorios, lo más importante es la seguridad del material con el que se va a bucear y la garantía que se ofrece.

Las características técnicas de los productos de buceo son supervisadas y revisadas por los diferentes organismos y asociaciones de control de calidad, para conseguir de este modo un estándar de prestigio y evitar fallos de producción.

 

 

 

Comentarios

volver arriba