Menu

Sábado, 20 Febrero 2021 20:48

Sufrida victoria taronja ante el Kutxabank Araski

El partido estuvo abierto hasta el final El partido estuvo abierto hasta el final Foto: Lidia Pérez / Nostresport

Triunfo trabajado hasta el final (69-58) ante un Kutxabank Araski que no puso las cosas nada fáciles. Vigesimosegunda victoria en veintitrés partidos para Valencia Basket en su lucha por el liderato de la Liga Femenina Endesa.

Las taronjas comenzaron el choque muy metidas en el partido, con acierto exterior -triples de Rebecca Allen y Cristina Ouviña- y atentas en defensa, provocando pérdidas continuadas de las visitantes. Rubén Burgos activó la rotación y las nuevas jugadoras en pista no hicieron más que mejorar las sensaciones en pista, con buena circulación de balón y tiros liberados, claves para atacar la zona planteada por el Kutxabank Araski. La intensidad de Valencia Basket se veía reflejada en las faltas personales: llegaron a las cinco faltas antes de terminar el cuarto, mientras que las de Madelén Urieta no sumaron ni una. 22-15 al cierre del primer cuarto.

Las ideas en ataque se les nublaron a las taronja en el segundo cuarto. En cinco minutos, tan solo anotaron cuatro puntos (9 en todo el cuarto). La buena noticia era que el Araski se encontraba en la misma situación. Posesiones accidentadas en ambos lados de la pista que embarraron el partido por momentos. A destacar el trabajo de Trahan-Davis en la pintura, peleando por los rebotes ofensivos. Nada más incorporarse, Allen desatascó la ofensiva con su mejor cualidad, la anotación exterior. Una gran secuencia de Quevedo, con un robo y un triple en transición y la canasta de Seda ponían al Araski a tan solo dos puntos (31-29). El tiempo muerto de Burgos no dio resultado y ambos equipos se iban al descanso con un empate, 31-31.

Valencia Basket reaccionó en la segunda mitad y salió con la actitud del primer cuarto. El primer parcial de 8-2 animó el banquillo taronja, pero el Kutxabank Araski no bajó los brazos en ningún momento, con todas sus jugadoras implicadas y anotando repartidamente. Un triple frontal de Adams volvía a poner el empate (41-41). El 18 de 48 en tiros de campo, hasta ese momento, impedía que las de Rubén Burgos pudieran despegarse en el marcador y todo parecía indicar que el partido se resolvería en los instantes finales, panorama atípico para el Valencia. Consecuencia del poco acierto fue que Urieta volviera a plantar la zona en defensa. La antideportiva de Tania Pérez y el 2+1 de Trahan-Davis sobre la bocina ponían a las locales a cinco puntos de diferencia de cara al último cuarto (51-46).

Tuvieron que pasar tres minutos para que Valencia Basket abriera la lata en este último cuarto. Ningún equipo estaba encontrándose cómo para terminar adecuadamente las posesiones -a las taronja se les agotó el tiempo en varias ocasiones durante el partido-. En cuestión de dos minutos, el Valencia se soltó y con un parcial de 8-3 se colocaba a 12 puntos, máxima ventaja en el partido. Pese a ello, las visitantes se agarraban al partido colocándose a 7 puntos. Un triple de Rebecca Allen enfrió el partido y, finalmente, las taronja vencieron por 69-58. Trahan-Davis y Rebecca Allen, ambas con 15 puntos, fueron las máximas anotadoras del equipo.

Comentarios

volver arriba