Menu

Domingo, 07 Marzo 2021 21:47

El Valencia Basket arrasa al Baxi Manresa (112-82)

Rada Martínez y Josep Puerto. Fuente: Valencia Basket Rada Martínez y Josep Puerto. Fuente: Valencia Basket

El Valencia Basket vuelve a la senda de la victoria tras cosechar tres derrotas consecutivas ante Andorra, Efes y Maccabi. El equipo se ha impuesto por ( 112-82) al BAXI Manresa, gracias a una gran actuación del pívot Mike Tobey.

El Valencia Basket afrontaba el partido contra el Baxi Manresa tras una semana en la que no pudo ganar ningún partido. Los taronja perdieron en Andorra la semana pasada, y también tropezaron en los dos partidos de Euroliga de esta semana. El equipo llegaba con un balance de 16 victorias y 7 derrotas a la jornada 23 de la Liga Endesa.

El primer cuarto estuvo marcado por la igualdad en el marcador y con dominio repartido, aunque el Valencia Basket se mantuvo por delante durante todo el primer periodo. Mike Tobey fue el máximo anotador (21 puntos), su aportacion defensiva fue fundamental en los primeros compases de partido. Los visitantes, a pesar del gran nivel defensivo de los locales, estuvieron vivos en todo momento gracias a su gran porcentaje en triples(50%).

Gran partido en su vuelta a las canchas por parte de San Emeterio( 16 puntos), uno de los pesos pesados del equipo volvía a la pista tras varios partidos de ausencia . En el minuto 2:41 Ponsarnau pidió tiempo muerto cuando vio que el Manresa se les acercó a cuatro puntos. Tras la vuelta a la pista el equipo volvió a ampliar la diferencia a +7, pero un arreón final de los visitantes colocó el 25-21 en el marcador.

El entrenador local se vio obligado a introducir en pista a su base titular al inicio del segundo cuarto, Sam Van Rossom.  El base belga impuso otro ritmo en los primeros minutos del segundo periodo, lo que permitió a los de Ponsarnau distanciarse en el marcador y ampliar la diferencia a +8 a falta de siete minutos para el descanso. Pese a todo, el BAXI Manresa nunca le dio la espalda al partido y el Valencia Basket no supo frenar las acometidas por parte de M. Janning (12puntos) y Eulis Báez (6 puntos). La situación llevó a los locales a pedir tiempo muerto para frenar la remontada visitante, quienes por primera vez se pusieron por delante en el marcador a falta de tres minutos para el final del cuarto.

Tras el tiempo muerto, la caraja taronja continuó y los de Pedro Martínez aprovecharon la ocasión para aumentar la renta. Jugada a jugada, los manresanos fueron reduciendo la ventaja y llegaron a poner el +5 en el marcador, la mayor diferencia visitante hasta el momento. El Valencia Basket aumentó la intensidad defensiva, lo cual solo les permitió poner el 54-53 gracias a un triple sobre la bocina del pívot francés Labeyrie.

La primera mitad destacó por ser muy pareja entre ambos equipos, el primer cuarto se lo llevó el equipo local(25-21), mientras que el segundo periodo cayó del lado visitante (29-32).

La igualdad prosiguió después del paso por vestuarios, con pequeñas rentas a favor de los locales. Joan Sastre apareció cuando más lo necesitaba su equipo, dos triples del alero catalán dieron un empujón al marcador. El base Hermannsson destacó con siete puntos como la principal arma ofensiva local en ese periodo. A falta de cuatro minutos para el final, el técnico visitante pidió tiempo muerto para evitar que los locales aumentaran su diferencia.

Tras el tiempo muerto, el Valencia Basket continuó con las buenas sensaciones, aumentó la presión defensiva, lo que obligó a los visitantes a realizar tiros más forzados, por lo que su nivel anotador se vio reducido. Los tiros libres, así como su gran acierto desde la linera de tres (3/5), permitieron que los locales se distanciaran en el marcador hasta poner el 83-68, la máxima renta hasta el momento.

El Valencia Basket supo mantener al inicio del periodo definitivo el ritmo marcado durante los últimos minutos del tercer cuarto, lo que les permitió distanciarse en el marcador con rentas superiores de más de veinte puntos. Los visitantes no pudieron frenar el gran nivel anotador del equipo taronja durante la segunda mitad, y tras dos tiros libres de San Emeterio y una gran penetración de Mike Tobey el quipo puso el 104-81 en el marcador.

Tras el tiempo muerto de Pedro Martínez, los locales aprovecharon la enorme distancia en el marcador para dar minutos a los menos habituales como Pradilla o Puerto. Los últimos instantes del partido sirvieron para que el conjunto taronja ampliara todavía más su distancia en el marcador gracias a los catorce puntos de San Emeterio, para poner el definitivo 112-82.

La victoria deja en una buena posición al equipo en la tabla clasificatoria y permite recuperar las buenas sensaciones de cara al decisivo encuentro de la Euroliga, el próximo viernes en la Fonteta frente al Fenerbahçe . El siguiente rival en Liga Endesa será el Acunsa Gipuzkoa Basket en San Sebastián.

Comentarios

volver arriba