Menu

Jueves, 18 Febrero 2021 12:49

La venganza se sirve fría en Valencia

La venganza se sirve fría en Valencia

El Valencia Basket recibe al Real Madrid en la jornada 25 de EuroLeague en una situación casi crítica, con necesidad de victorias para conseguir el objetivo de entrar en el Top 8.

Diez jornadas restan a la competición para que concluya la Fase Regular de la competición continental. Con un balance igualado, de 12 victorias y 12 derrotas, los de Jaume Ponsarnau están más faltos que nunca de buenos resultados. Atrás queda el gran inicio en EuroLeague y, si echamos la vista atrás, el Valencia Basket solo ha podido sumar tres victorias en sus últimos diez encuentros. Pese a esto, los taronja se sitúan en la décima posición, a tan solo una victoria de sus tres predecesores Zenit, Anadolu Efes y Zalgiris.

El partido de hoy no será sencillo. La semana pasada, el equipo caía estrepitosamente en el WiZink Center ante un Madrid muy mermado. Los de Pablo Laso no están en su mejor momento de forma, las lesiones y la baja de Facundo Campazzo, que todavía duele en la casa blanca, provocaban que en la Copa estuviese la oportunidad de Valencia Basket de, por lo menos, pelear el pase a la siguiente ronda. Lejos de ser así, los taronja cayeron con un partido desastroso. Por este motivo es por el que los de Jaume Ponsarnau deben dar un golpe sobre la mesa. Con el orgullo herido y en casa ante el rival que te hizo ese daño.

La situación madridista no es la idónea, pero perder la final de la Copa del Rey en casa también puede resultar una motivación extra para un Real Madrid en cuarta posición, con tan solo 3 victorias más que los taronja y empatados con el Bayern, quinto clasificado. Con casi total seguridad será baja esta noche Rudy Fernandez, con problemas en la zona lumbar, y con las dudas del joven Usman Garuba (acabó cojo la final) y del sueco Jeff Taylor, algo más discreto esta temporada, pero siempre importante en el entramado defensivo del técnico vitoriano.

Temporada difícil en todos los aspectos, la pandemia ha provocado un reajuste de calendario que también afecta al conjunto de Ponsarnau. Recuperando ya a Fernando San Emeterio tras superar el coronavirus, Guillem Vives sigue siendo duda y Joan Sastre, baja. Para ganar, el ejemplo a seguir se debe mirar en el encuentro de la primera vuelta de esta competición. En su visita continental al feudo madridista, el equipo consiguió endosar un contundente 77-93, en gran parte debido al acierto exterior, un arma fundamental para Valencia Basket.

Sin embargo, es precisamente este aspecto el que condenó a Valencia Basket en la pasada Copa del Rey. El poco acierto taronja (que no sería capaz de anotar un triple hasta mitad del segundo cuarto) sumado a la floja defensa permitió al Real Madrid solventar el partido con facilidad. De nuevo cabe repetir también la especial atención que habrá que depositar en Edy Tavares, ya que el pívot caboverdiano acumula casi 19 de valoración en EuroLeague. El equipo deberá hacerse fuerte en defensa para parar también a los dos artífices de la victoria copera, el versátil Trey Thompkins y el valiente Gabriel Deck.

La victoria ante el Real Madrid de esta noche se antoja clave para las esperanzas valencianas, con el objetivo de colarse entre los ocho primeros y asegurar así su presencia en la próxima campaña europea. Contra el Real Madrid, difícil pero no imposible. A estas alturas, para alcanzar el Top 8 se pueden cometer pocos errores. Es lo que tiene no hacer los deberes a tiempo, siempre trae urgencia.

Comentarios

volver arriba