Menu

Jueves, 28 Enero 2021 09:09

Derrota en el último segundo ante Zalgiris Kaunas (78-79)

Foto: Miguel Ángel Polo Foto: Miguel Ángel Polo

Valencia Basket cayó sobre la bocina final ante el Zalgiris Kaunas por 78-79 en un partido en el que estuvo siempre por detrás aunque se metió desde la defensa en la segunda mitad y recuperó 8 puntos en 40 segundos para ponerse uno arriba antes de la última jugada

Grigonis metió el tiro pese a la defensa taronja y dio el triunfo al equipo lituano.

Jaume Ponsarnau comenzó el partido poniendo en pista el quinteto formado por Sam Van Rossom, Vanja Marinkovic, Nikola Kalinic, Louis Labeyrie y Mike Tobey. Un triple de Marinkovic respondió a la canasta inicial de Jankunas y Tobey tras rebote ofensivo, el propio Vanja en acción individual y un triple de Van Rossom ampliaron el parcial taronja y llevaron a Schiller a parar el partido tras tres minutos y medio con 10-2. Grigonis cortó el parcial en 10-0 con un triple y aunque Tobey encontró a Kalinic para la canasta en la pintura, Walkup metió el triple desde la esquina y Jankunas desde la media distancia puso el 12-10 al paso por la mitad del primer acto. Van Rossom habilitó a Labeyrie para el mate pero el cuadro lituano aprovechó las pérdidas para ponerse por delante con puntos de Lauvergne y Rubit (14-15 min.8). Dubljevic rompió en el poste bajo la sequía taronja y luego asistió a Hermannsson para la bandeja pero el segundo triple de Rubit mantenía por encima a los visitantes. Labeyrie culminó con otro mate una buena circulación de balón para dejar el marcador en empate a 20 al final del primer cuarto.

Un triple de Prepelic abrió el segundo acto pero Milaknis le replicó con otro y Jokubaitis anotó a tabla en acción individual. Hermannsson se fabricó el pasillo al aro y Prepelic repitió anotando desde detrás del arco pero Lauvergne y Rubit anotaban para mantener por encima a los lituanos y llevar a Ponsarnau a parar el partido con 28-29 a seis y medio para el descanso. Prepelic siguió asumiendo el protagonismo ofensivo, ahora desde el tiro libre y aunque Rubit metió su tercer triple de la noche, Van Rossom le replicó con otro. Tres tiros libres de Grigonis y Jankunas a aro pasado colocaban el 33-37 a cinco minutos para al descanso antes de un mate de Tobey, pero Lauvergne desde el tiro libre y anotando bajo el aro ponía siete arriba a los lituanos con el 35-42. El intercambio de tiros libres y un triple de Hayes hacían crecer la renta visitante hasta los once, y aunque Valencia Basket mejoró su intensidad defensiva, el equipo taronja no conseguía anotar hasta una acción tras rebote ofensivo de Dubljevic para mandar el partido al descanso con 38-47.

El equipo taronja salió mejor de intensidad tras el descanso pero no metió sus tiros abiertos y si lo hizo Hayes para poner una máxima desventaja de doce. Labeyrie si metió el triple en la siguiente acción y tras los tiros libres de Grigonis, Labeyrie repitió anotando desde lejos y luego se fabricó el gancho para recortar a seis antes de que Lauvergne, Rubit y Jokubaitis pusieran el 46-58 tras otro periodo de falta de acierto taronja. Prepelic cortó el parcial desde el tiro libre, San Emeterio clavó el tiro abierto desde la esquina y Prepelic metió el triple para reactivar el ataque taronja y recortar a cinco antes de una canasta de Geben. Pero la maquinaria ofensiva ya encontraba el aro y Hermansson metió la bandeja tras una buena circulación para dejarlo en 55-60 con diez minutos por jugar.

Dos tiros libres de Prepelic contestaban a la canasta de Jokubaitis y un 2+1 de Labeyrie a la canasta de Grigonis para seguir recortando desventaja. El equipo taronja cerraba su aro pero no encontraba acierto en el tiro exterior y Rubit ponía el 60-66. Hermannsson metió la bandeja y tras una buena defensa de Tobey, San Emeterio encontró al propio pívot taronja para el mate. Walkup ponía con una bandeja y Jokubaitis desde la media distancia ponían el 64-70 a cuatro minutos del final y Hermannsson y Labeyrie desde el tiro libre volvían a poner a tres al cuadro taronja. Un mate de Lauvergne cinco arriba a los visitantes, Van Rossom falló la bandeja y Rubit ponía el 67-74 a minuto y medio del final. Tras el parón, Hermannsson se inventó un 2+1 pero Walkup clavó el triple tras el rebote ofensivo. Prepelic metió el triple rápido y tras la defensa, Kalinic sacó una falta de tres tiros con siete segundos por jugar. Metió los dos primeros y el rebote del tercero cayó en manos taronja, acabó en manos de Van Rossom para el triple que ponía arriba al equipo valenciano. En la última jugada, Grigonis metió la canasta para dar el triunfo al equipo lituano por 78-79.

Comentarios

volver arriba