Menu

Jueves, 21 Enero 2021 22:40

Valencia Basket, cuesta abajo en Europa

Martin Hermannsson Martin Hermannsson Foto: Euroleague

Otra derrota en Euroliga (90-77) que Valencia Basket no podía permitirse ante el ASVEL Villeurbanne. Las bajas de Prepelic y Dubljevic pesaron demasiado, sobre todo, en los momentos finales.

En los primeros compases vimos a dos equipos que competían por no ser el peor sobre la pista. Un arranque lento, de posesiones largas y poco resolutivas. Nikola Kalinic fue el faro en ataque de los taronja, con 8 de los 10 primeros puntos del equipo. Por su parte, Gerschon Yabusele fue estaba siendo el más acertado del ASVEL, que mostró poco peligro en cuanto al acierto en sus tiros, con varios airballs y malas selecciones de tiro, sin olvidar el matazo de Ismael Bako sobre Mike Tobey. Las incorporaciones de Hermannsson y Pradilla vinieron seguidas de un ataque más alegre de lo que quedaba del primer cuarto, que se cerró con un empate a 17.

En el segundo cuarto, TJ Parker colocó a Charles Kahudi en la posición de ala-pívot, dejando a Moustapha Fall para adueñarse de la zona, a lo que Ponsarnau reaccionó en seguida metiendo a pista a Tobey por Pradilla para hacer frente al gigante del ASVEL. Este periodo siguió el tempo de partido impuesto por los franceses, que vivían del bajo acierto de los taronja y dominaba el rebote, aprovechando al máximo el portento físico de sus jugadores interiores.     

Como en todos los partidos en lo que los de Ponsarnau están dormidos, la labor de Sam Van Rossom para hacer reaccionar al equipo es fundamental: el belga anotó dos triples consecutivos -uno a tabla, con mucha fortuna- y otro sobre la bocina de Derrcik Williams para darle la vuelta al marcador (42-43) con un parcial de 2-11. Si Valencia Basket solamente había anotado un triple en toda la primera mitad, en este tramo de dos minutos sumaría tres. Hermannsson sacó rédito de sus capacidades para ser vertical hacia el aro mientras era defendido por Norris Cole para desconfigurar la defensa local. Lo que parecía un punto de inflexión de color taronja se truncaba en los tres últimos minutos del cuarto con la técnica pitada a Nikola Kalinic, con un parcial de 13-4.

Las pérdidas fueron uno de los problemas principales, al inicio del último cuarto, Valencia Basket acumulaba 14. Con William Howard, que no cesaba con sus dagas, ASVEL se colocaba con 14 puntos de ventaja. Con la presencia física de Sastre, Kalinic, Labeyrie y Tobey en pista, Ponsarnau buscaba la defensa más eficiente posible con jugadores de crear un cambio de chip en el equipo, pero los problemas en la defensa de los uno contra uno y las ausencias de Klemen Prepelic y Bojan Dubljevic acusaban cada vez más las necesidades del Valencia. Vanja Marinkovic regresó, ya recuperado de su lesión.

El cuarto periodo se hizo duro de ver para toda la parroquia taronja. Los jugadores de Ponsarnau y el propio técnico se mostraron totalmente sobrepasados por un ASVEL cada vez más cómodo y sin menos presión. La diferencia entre ambos equipos llegó a estar en 19 puntos. Valencia Basket hizo un amago de reacción en los momentos finales, colocándose a 8 puntos, con TJ Parker viéndose obligado a pedir tiempo muerto. Finalmente, Valencia Basket cayó derrotado por 90-77, con los jugadores visitantes con cara de póker en el banquillo al término del partido. William Howard fue el jugador más destacado del encuentro, siendo el máximo anotador de su equipo (17 puntos) y el cuarto con menos minutos de todo el conjunto francés.

Comentarios

volver arriba