Menu

Jueves, 12 Noviembre 2020 21:33

Las jugadoras taronja se lucen en el amistoso de la Selección Española

La Selección se partió en dos para disputar el encuentro La Selección se partió en dos para disputar el encuentro Fotos: Baloncesto FEB

La Selección Española Femenina de baloncesto ofreció en Valencia un partido interno entre las internacionales. Mientras el resto de países luchan por clasificarse para el Eurobasket 2021, las vigentes campeonas se reencontraron en este ‘scrimmage’.

El equipo Rojo salió con Ouviña, Palau, Torrens, Gil y Ndour como quinteto inicial. Por su parte, Domínguez, Casas, Cruz, Araujo y Nichols fueron las elegidas para ser titulares del conjunto Blanco.  Por las gradas se dejaron caer compañeras de las taronja, como Celeste Trahan-Davis o Rebecca Allen.

Los primeros puntos del partido se hicieron de rogar, pero fue Alba Torrens la encargada de abrir el marcador, casi a los tres minutos del inicio. Pese a ser el responsable en este encuentro del equipo Rojo, Lucas Mondelo no vio el momento de parar de dar indicaciones a ambos equipos. En la sala de mandos del equipo Blanco se encontraba Madelen Urieta, también activa en todo momento para dar indicaciones. La conexión Ouviña-Palau llevaba el primer cuarto con empate a trece puntos. La escasa anotación al principio lo justifican los años de experiencia y el conocimiento que tienen unas jugadoras de las otras. Raquel Carrera ya pudo estrenarse con la Selección, aunque no fuera de manera oficial, anotando cuatro puntos en el primer tiempo.

España Rojo se fue al descanso con una ligera ventaja en el marcador. Las cuatro taronjas seleccionadas tuvieron su peso en la rotación. Al descanso, Laura Gil apenas descansó minuto y medio, mientras que Ouviña, Carrera y Queralt no bajaron de los diez.

La vuelta de los vestuarios sólo tuvo un color y fue rojo. Las dirigidas por Mondelo firmaron un arrollador parcial de 22-1, marcado por una gran defensa, en la que únicamente concedieron un tiro libre. Las tres taronja del conjunto rojo fueron clave en el buen hacer de su equipo, sobre todo con Ouviña en los mandos y Gil en la pintura.

En el último periodo España Blanco reaccionó en ataque, pero no suficiente para recortar las distancias impuestas por las de Mondelo en el anterior cuarto y agrandadas en este último. Raquel Carrera tuvo la ocasión de demostrar su habilidad para correr el campo en las contras y, en una de ellas, anotar un 2+1. Finalmente, el encuentro se cerró con un 76-36 en el marcador.

Comentarios

volver arriba