Menu

Jueves, 22 Octubre 2020 21:13

Los 'taronja' consiguen lo que nadie antes esta temporada

Cuarta victoria en cinco visitas al Zalgirio Arena Cuarta victoria en cinco visitas al Zalgirio Arena Foto: EuroLeague

Con un 82-94, Valencia Basket logró lo que se presentaba como un reto más que difícil, derrocar a los líderes de la competición. Zalgiris Kaunas recibía a los taronja en un Zalgirio Arena abarrotado, con más de cinco mil aficionados, en su sorprendente posición de invicto en Euroliga Los taronja suman su cuarta victoria en cinco visitas a Kaunas.

La propuesta del Zalgiris al inicio del partido era la de llevar el partido a muchos puntos y en el primer cuarto hicieron realidad sus intenciones. 7 de 9 en triples del equipo lituano obligaban a Valencia Basket poner el listón muy alto, tanto en un lado del campo como en otro. Pese a la defensa de los taronja en esos tiros, los de Martin Schiller estuvieron más que inspirados, sobre todo Jokubaitis y Vasturia. 27-22 reflejaba el marcador al cierre del primer tiempo. Mejor marca del Zalgiris en un cuarto en lo que va de temporada.

Las buenas decisiones del Valencia en ataque se esfumaron de golpe y el acierto de cara al aro no mostraba buenos porcentajes. Prácticamente, durante los tres primeros minutos del segundo cuarto los de Ponsarnau no sumaron ningún punto, hasta que lo consiguiera Derrick Williams con dos tiros libres y un mate que electrizaba los ánimos valencianistas. El apabullante acierto de los de Kaunas no cesaba, en esta ocasión comandado por Nigel Hayes como verdugo y Thomas Walkup en la sala de mandos. Los taronja no se encontraban nada cómodos en ataque. Klemen Prepelic, uno de sus estandartes en ataque se iba al banquillo con ningún triple anotado de cuatro intentos. Aunque a simple vista el Zalgiris tuviera el partido en sus manos, Valencia Basket se mantenía de pie en el combate. Bojan Dubljevic y Nikola Kalinic fueron los encargados de sostener al equipo, como viene siendo costumbre esta temporada, con 10 y 7 puntos respectivamente. Los locales ampliaban la diferencia tres puntos más para irse a los vestuarios 45-37.

Cambio de tuerca al partido con cuatro triples de cinco intentos por parte de Valencia Basket. Kalinic estrenó la segunda mitad con un buen triple, seguido de Marinkovic y Dubljevic para posicionarse por delante en el marcador con un parcial de 4-14. El pívot montenegrino agrandó más aún su leyenda como taronja, convirtiéndose en el máximo triplista del equipo en Euroliga, superando los 73 tantos de Rafa Martínez. Con 4:10 en el reloj, el Valencia ya había intentado hasta nueve triples y solamente un tiro de dos en el cuarto, pero con gran acierto. Un cambio total también en la intensidad defensiva taronja, liderada por Labeyrie y Kalinic, siendo los locales los que no encontraban el camino en ataque. Les tembló la mano, anotando solamente 12 puntos en este periodo frente los 30 del Valencia, que se nutrió de inspiración individual. Diez puntos de ventaja de los de Ponsarnau para comenzar el último cuarto y lograr tumbar a los invictos.

Tal fue el cambio y el derrumbamiento del Zalgiris que los valencianos consiguieron firmar finalmente un mejor porcentaje de tiro, faceta en la que los lituanos estaban arrasando al inicio del choque. Los locales jugaban precipitados, en una situación que no había vivido esta temporada. Mientras tanto, Vanja Marinkovic, con la capacidad de meter pólvora en cualquier momento, se sumó a la fiesta de la segunda mitad para acabar con 16 puntos. Dos triples de los de lituanos pusieron la diferencia a 10 y obligaban a Ponsarnau a pedir tiempo muerto. Los taronja se relajaron en ciertos momentos, pero no por ello dejaron escapar el encuentro.

 

Comentarios

volver arriba