Menu

ACB | Domingo, 31 Enero 2021 20:21

Valencia Basket sigue con su realidad paralela en Liga Endesa

Valencia Basket sigue con su realidad paralela en Liga Endesa Foto: Unicaja

Valencia Basket consigue su undécima victoria consecutiva (85-89) en su visita al Martín Carpena ante un Unicaja que no está viviendo su mejor temporada. Sigue el contraste entre la situación taronja en Europa y la competición doméstica.

El primer problema del Valencia Basket se llamaba Jaime Fernández. De los 11 primeros puntos de Unicaja, 7 pertenecieron al escolta local. Mientras, los taronja sólo sumaban 3 puntos, intimidados por la presencia bajo aros de un adolescente, Yannick Nzosa, que no cesaba en molestar los tiros cercanos valencianos. El acierto de Klemen Prepelic y Louis Labeyrie desde el triple -dos para cada uno- colocó por delante a los de Ponsarnau (13-14). El técnico taronja apostó por una rotación larga y esperó hasta pasados los primeros siete minutos para realizar el primer cambio, ya que prima la dosificación de cara a Euroliga y la recuperación de Dubljevic o Marinkovic. Nikola Kalinic pudo descubrir, a las primeras de cambio, con un intenso dos contra uno hacia él, la prioridad de Katsikaris: no dejar que genere de espaldas al aro. Dos buenas acciones de Brizuela y un último ataque espeso de Valencia ponían el 21-18 al primer cuarto.

Además de Prepelic, la dupla de Sam Van Rossom, con su buen juego, y Mike Tobey, con su eficiencia, fue de lo más destacado del segundo cuarto para los visitantes. Mientras, Tim Abromaitis comenzaba a rodar con sus triples y Brizuela a liderar el ataque verde. Por su parte, Prepelic se fue al banco tras caerle a Valencia Basket la tercera técnica por dirigirse al árbitro indebidamente. En ese momento, los taronja solo sumaban cuatro faltas personales en total, pero tres técnicas. Un cuarto caracterizado por el desacierto de ambos equipos (5/10 en tiros de campo para Unicaja y 1/6 en triples para Valencia) y el recital anotador de Tobey. El neoyorquino se fue al descanso con 14 puntos sin ningún fallo y 19 de valoración. Empate a 34 para empezar la segunda mitad.

Valencia Basket arrancó el tercer cuarto con varios despistes a la hora de mantener el balón, con pérdidas perfectamente evitables. Además, Hermannsson recortó las opciones de Ponsarnau con la rotación por un problema de acumulación faltas, que le costó tiempo de más en el banquillo. Los de Katsikaris siguieron sin estar afinados y, junto a los arreones de Prepelic, Valencia seguía peleando el partido, sufriendo -probablemente- más de lo necesario. De todas formas, en la situación en la que estaban los taronja, sin minutos de jugadores clave como Williams, Sastre o San Emeterio, el equipo estaba respondiendo. Los dos equipos aumntaron la intensidad en los últimos momentos y ofrecieron su mejor juego hasta el momento, dejando el partido más que abierto (58-61) de cara al último cuarto.

Rubén Guerrero dio un paso adelante e hizo la pintura suya en ataque, finalizando alley-oops y otras jugadas con gran fuerza, como en el 2+1 que le sacó a Kalinic. Un toma y daca desde la línea de tres entre los dos equipos hizo varias al líder en el marcador en repetidas ocasiones. El último triple de Tobey encaminó la victoria para Valencia Basket, poniendo a los taronjas con seis puntos de ventaja. El pívot firmó un total de 23 puntos con 5/5 en tiros de 2 y 4/5 en tiros de 3. Vanja Marinkovic se encargó de terminar el trabajo con un triple balsámico para él.

Comentarios

volver arriba